lunes, 12 de octubre de 2009

MADRE DE DIOS DEL ROSARIO


NAVEGANDO BAJO EL BRAZO POR LOS MARES DE LA CERA
VA ORGULLOSO Y ESTIRADO SU TOCADO DE ARPILLERA.
BLANCO Y LLENO DE PUREZA RETENIENDO GRANDES GESTAS
DE QUIEN LLEGÓ HEREDADO CON HUMILDAD Y BELLEZA.
CADA AÑO ENTRE MIS MANOS FORMO PARTE DE SU LEYENDA
Y AUNQUE SOLO SEA LAVARLO CUANTO HONOR ME CUENTA.
SON VEINTICINCO AÑOS LOS QUE SU MOLDE REZA
ESCUCHANDO TROTAR UN CABALLO Y UN GEMÍO CAYENDO EN TIERRA.
DE MANO A MANO HA PASADO DEL SABER AL QUE COMIENZA
DE SONIDOS APASIONADOS A BAMBALINAS DE REINA.
CON ALIVIO DESDE DONDE AHORA POSA... AVANZANDO TRABAJADERAS
Y LOS NERVIOS DE LO NUEVO SU TOCADO DE ARPILLERA.

MADRE DE DIOS DEL ROSARIO DUEÑA DE ESTAS LETRAS
HAZ A DIGNOS DEL LEGADO DE LO QUE LA ROPA ENSEÑA
QUE LE HAGAN LOS DOBLECES LA VERDAD DE LA CONCIENCIA
Y ESCOGEDORES DE BRAZO DE LA HISTORIA TRIANERA.
LIBRA YAGAS DEL ESFUERZO QUE CON FÉ SE RECOMPENSA
IMPREGNANDO SU SUDOR DE VIVENCIAS MARINERAS.
VEA LA LUZ POR MUCHOS AÑOS SU TOCADO DE ARPILLERA.